Los valores de una película

Hay películas que, por los escenarios, efectos especiales, extras, etc., requieren una gran inversión económica. Quizá éste no ha sido el caso de Invictus, pero después de haberla visto considero que han hecho una muy buena inversión, no ya por los beneficios de distribución y taquilla, sino por la inversión que supone para nuestra sociedad, que está tan necesitada de valores como los que Nelson Mandela transmite a lo largo del filme al equipo de rugby.

Valores que él utilizó también en su etapa como presidente, como la compasión y el perdón hacia las personas que no piensan ni actúan como nosotros y que consiguieron la reconciliación de un país y pudieron disfrutar de la victoria deportiva y, al final, dar gracias por ello.