No nos quiten el parque

Soy un niño de la plaza José M.ª Orense que he visto crecer sus árboles. Bajo todos los días, como muchos niños más, a jugar al fútbol. Mis amigos y yo estamos muy tristes e indignados porque, no es que no queramos que pongan un centro de paralíticos cerebrales, pero hay muchos solares en Valencia; por ejemplo, el que hay detrás (junto al instituto Serpis), que sería muy adecuado y no haría falta destruir nuestro parque.
¿Qué estamos recibiendo los niños de nuestros políticos? Deberían pensar más en nosotros porque nos quitan parte de los recuerdos de nuestra vida, además, ¿adónde iremos a jugar? Y, sobre todo, por qué matan algo que está vivo, que es un pulmón para todos los habitantes de esa zona donde los edificios son tal altos.

Por favor, señores políticos, ¿les gustaría que en donde ustedes viven desapareciese un parque? No, verdad, pues a nosotros tampoco. ¡Por favor, no nos quiten nuestro parque!