Ni que con Ikea se acabara el mundo

Alucino. No sé si será verdad que cuando abran Ikea va a haber más gente que en un Madrid-Barcelona esperando en la puerta, pero creo que se están sacando las cosas de quicio. Me parece muy fuerte que vayan a hacer dos rotondas para el tráfico. Da la sensación de que regalan los muebles. Pero bueno, hay gente para todo.