Más protección

En este país existen miles de leyes, pero lo que realmente falta es justicia. Vemos cómo hay intrusos que se meten impunemente en casa de otros y sólo después de un tiempo, disgustos y dinero logran recuperar su propiedad y, generalmente, en un estado francamente lamentable.

También sucede lo mismo con los alquileres. Poco importa que haya vencido el contrato o que el inquilino no pague. De cara a la ley, parece que el propietario es el delincuente y toda la protección se da a las personas que están ocupando la propiedad ilegalmente.

¿Cuándo tendremos una ley que dé respuesta a estas injusticias? Estoy segura de que si así fuese, los precios de los alquileres bajarían y animarían a miles de propietarios a poner en el mercado de alquiler muchos más pisos de los que hay a día de hoy.

En algunos países, como EEUU, lo han resuelto de una forma muy sencilla: dando la atribución de desalojo a las autoridades policiales locales sin juicio. ¿Tanto costaría hacerlo aquí? ¿Qué pasaría si unos okupas se instalasen en en la Moncloa o en casa de cualquier ministro? ¿Tardarían tres años en echarlos?