Las amenazas de la Iglesia

Veo, con cierta gracia, al Secretario de la Conferencia Episcopal Española profiriendo una amenaza contra aquellos políticos que apoyen la Ley del Aborto. La amenaza no es otra que la de no dar la comunión basándose en que son pecadores.

Como apóstata que soy, proceso que duró un año de burocracia, quisiera dejar claro, a todos aquellos que ahora sienten temor por estos avisos, que estén tranquilos, pues en las filas de la iglesia nunca dejarán escapar a sus feligreses y menos en estos tiempos. El motivo, como no podía ser de otra forma, el económico, no fuera que esta gran empresa o entidad con ánimo de lucro pierda subvenciones al reducir el número de «pecadores».

Que no les den la hostia sagrada es lo de menos, es mucho peor que te den la hostia verbal o que te quemen en la hoguera.