La lotería del tren

Soy usuario convencido y diario del transporte público. Parece que los poderes públicos, también, al menos por sus declaraciones. Pero cada vez nos lo ponen más díficil y apretado. Utilizo el Cercanías de Renfe en la estación de Asamblea-Entrevías a las 8 de la mañana después de dejar a mis hijos en el cole y es una auténtica lotería coger un tren o saber cúal es la cadencia de los mismos.

Desde el verano he podido observar que si antes pasaban cada 4-5 minutos, ahora son cada 10-15 minutos y ¡oiga, cómo vienen y cómo vamos! Andén abarrotado, nervios, fresquito mañanero, en fin, cada vez nos lo ponen más díficil y apretado. Ninguno de los que estamos a esas horas madrugamos para perder el tiempo en un andén y llegar tarde a nuestros puestos de trabajo.