Desastroso servicio de autobuses

Como cada mañana, esperaba la línea 3A en una de las primeras paradas del recorrido. Una espera indignante para mí, para los que estaban allí y para los posteriores usuarios, ya que hubo un retraso -parece que intencionado- de más de 20 minutos. Hablo concretamente del 3A que tiene que pasar por Los Rosales a las 8.45 a. m. Como consecuencia de ello, llegamos tardísimo al trabajo un montón de usuarios. Y créanme que no están los tiempos para ello. Por eso ruego encarecidamente a la empresa de transporte urbano y a los buseros un poco más de respeto hacia unas personas que son trabajadores igual que ellos. Y que si tienen problemas, que no perjudiquen a los mismos de siempre, a los usuarios.