Las vacaciones de los diputados

He tenido que leer varias veces la noticia y comprobar que no estamos en el día de los inocentes. Los señores diputados se cogen 15 días de vacaciones por «cortesía parlamentaria».

No tienen bastante con cuatro meses de vacaciones, no acudir al Parlamento por tener la agenda muy ocupada entre mítines, reuniones, viajes, congresos, cobrar un sueldo elevadísimo...

Ha de ser sinvergüenza y caradura la persona que propone esta decisión, y los que la aplauden. Váyanse sus señorías de vacaciones mientras algunos intentamos llegar a final de mes o estamos en la cola del paro.