Aún mucho sexismo

Creo que para llegar a luchar contra la violencia de género hay que empezar a trabajar los roles; se ponen en entredicho algunos anuncios, pero continúo viendo año tras año que los niños visten de azul, juegan al fútbol, con coches, serán bomberos o astronautas; y las niñas, de rosa, tienen muñecas y cocinas, serán princesas, cocineras o maestras. Sólo repiten roles con los que son bombardeados en esa publicidad constante que es como lluvia fina, no la sientes, pero al final te empapa.

Es como una lluvia fina, no la sientes pero te empapa

En los anuncios la mayoría son roles sexistas; por una parte, el Gobierno invierte mucho dinero para luchar contra la violencia, es más conocida la que sufren las mujeres que la que sufren los hombres, y no invierte en la adecuación de los contenidos de los medios de comunicación.