Los barquitos de Belloch

Todos los ciudadanos de Zaragoza recordamos aquella imagen virtual que presentó nuestro alcalde de Zaragoza, el señor Belloch, con un río Ebro plagado de barcos que surcaban sus aguas.

También recordamos la intervención sobre los basamentos del Puente de Piedra para que pudieran pasar estos barcos. Pudimos ver los diferentes modelos de barcos que se probaron y se contrataron. Todos hemos visto desde el Puente de Santiago un Ebro lleno de residuos, que se ha estado dragando varias veces durante todos los meses de la Expo.

Y al final, hemos pasado de barquitos a catamaranes, que tampoco podrán llegar a la Expo. ¿Y qué se ha conseguido después de tantos esfuerzos? Por un lado, que se están incumpliendo todas las condiciones que el contrato contemplaba inicialmente, y por otro lado, se están produciendo tremendas pérdidas por todas estas actuaciones y por un servicio que prácticamente no lo utilizan los ciudadanos. ¿Cuánto nos van a costar a los zaragozanos sus barquitos, señor Belloch?