Más duchas en la Barceloneta

Hace unos días visité las playas de la Barceloneta y pude observar que no se ha resuelto el problema que ya vi el año pasado, desde San Sebastián hasta el Hospital no hay ni una ducha. Las duchas en las playas son muy útiles y su falta un inconveniente para un uso sano del espacio playero.


Tengo una hija de 9 años que cada vez que íbamos a la playa cogía una especie de erupción enlas zonas cubiertas por el bañador. Un pediatra  nos dio la solución tan sencilla como económica: antes de quitarle el bañador debemos eliminar todo rastro de arena. El resultado fue extraordinario. Según el doctor, cada vez hay más gente, niños sobre todo, que desarrollan una reacción ante la arena. ¡Así que de disminuir duchas nada! ¡Que pongan más! .