Divorciado, con hijas y sin ayudas

Como otros muchos hombres, estoy divorciado y tengo dos preciosas niñas y la «suerte» de no vivir en la calle gracias a que mi hermano me ha acogido en su casa. Hoy he estado en la Concejalía de Vivienda del Ayuntamiento de Murcia con la asistente social para ver si había posibilidad de tener ayudas para el alquiler de una vivienda, pues cobro 860 euros, de los cuales 320 van a la manutención de mis niñas.

Le he comentado que con lo que me queda es imposible alquilar y me ha dicho que en mi situación hay mucha gente, pero que tenemos un vacío social y que para nosotros no hay nada. Sólo nos queda conseguir un buen cartón y un cajero calentito, o, como es mi caso, un gran hermano que me acoja. Ésta es mi denuncia.