El PP más conservador

La derecha española, con sus fichajes electorales, está demostrando que va a ser más conservadora que nunca. Primero, Esperanza Aguirre no quería que se presentara Ruiz-Gallardón y lo ha conseguido. Además, parece que Ana Botella tendrá su oportunidad soñada. Después, como número dos, han escogido a Manuel Pizarro, que posiblemente sería ministro de Economía y Hacienda. Recordemos que fue el que impidió la OPA de Gas Natural sobre Endesa por razones que todavía no entendemos. Además, es íntimo amigo de Aznar (con ello sigue gobernando desde la trastienda). No olvidemos, por otro lado, a la Iglesia española, que en vez de preocuparse de sus fieles, de la religión, está de lleno en la política, como siempre, desde tiempos inmemoriales, queriéndose unir con el posible vencedor. Ramón Masagué Arribas. Últimamente parece que a Zapatero y su Gobierno les ha dado un repentino ataque de españolidad. Nos bombardean a todas horas con sus anuncios marca «Gobierno de España», sacan a pasear de nuevo a José Bono; muestran mano dura contra ETA; se plantean la posibilidad de ilegalizar a ANV, e incluso Zapatero se acuerda del Ejército español y visita a las tropas en el extranjero. Ya casi nadie se cree este súbito giro españolista.