¿Dónde estudiamos?

Los exámenes se acercan y, como todos los años, es una odisea encontrar sitio en una biblioteca. Yo soy de las que van a la biblioteca de la Diputación para hacer uso del ¿excelente? servicio que ofrecen a los estudiantes.

Después de años de obras, el aula de estudio es de risa, así que suelo entrar dentro de la zona de consulta para estudiar, como el resto de los estudiantes que nos quedamos sin sitio. Puesto que la gente que va a hacer consultas se ha quejado, han reducido los sitios para nosotros.

Soy consciente del derecho que tiene todo el mundo a ir a una biblioteca a leer el periódico, pero, señores, en época de exámenes creo que la prioridad es clara, lean el periódico en su casa o en el bar de abajo o, si no, únanse a nuestra causa de poner más aulas de estudio con ampliación de horario, otro tema digno de tratar.