Muchos emigramos

En contestación a la carta de Mónica (afiliada a Democracia Nacional) publicada ayer en su periódico, me gustaría decirle que gracias a esa emigración que tanto detesta yo puedo trabajar. Es decir, una chica rumana maravillosa cuida de mi madre y muchos más hacen que España funcione cada mañana. Yo soy blanquito de piel y sé lo que es salir a otro país para buscarme la vida. Desgraciadamente también me encontré con gente como tú que pensaban que iba a quitarles el pan duro. Media España tuvo que emigrar cuando no había donde caerse muerto y fuimos bien recibidos. Dudo de que a tu edad sepas los motivos que tiene un ser humano para dejar su tierra y sus seres queridos para buscar comida. ¡Qué fácil se ve la vida cuando se vive en un jardín de rosas!