Pésimas obras

Esto no puede seguir así, hace unos dos años que finalizaron las obras de acondicionamiento y saneamiento de las calles del barrio El Peñón en Güéjar Sierra (Granada) acometidas por la subcontrata Construcciones Otero, contratada por la Diputación de Granada. Todo el periodo de la construcción fue un desastre (empleo de material de baja calidad, falta de profesionalidad por parte de todos los trabajadores, etc.), pues bien, después de todo, lo han dejado peor que estaba: los cables eléctricos cuelgan de las paredes (algunos dan en el suelo), aparición de humedad en algunas casas en las que nunca han tenido este problema antes, etc., y tras estas lluvias se han inundado muchas por problemas en el alcantarillado, nivelado del suelo, etc. Problemas que han sido denunciados al Ayuntamiento del pueblo, el cual hace oídos sordos ante la problemática situación. Francisco Pésimas obras Esto no puede seguir así, hace unos dos años que finalizaron las obras de acondicionamiento y saneamiento de las calles del barrio El Peñón en Güéjar Sierra (Granada) acometidas por la subcontrata Construcciones Otero, contratada por la Diputación de Granada. Todo el periodo de la construcción fue un desastre (empleo de material de baja calidad, falta de profesionalidad por parte de todos los trabajadores, etc.), pues bien, después de todo, lo han dejado peor que estaba: los cables eléctricos cuelgan de las paredes (algunos dan en el suelo), aparición de humedad en algunas casas en las que nunca han tenido este problema antes, etc., y tras estas lluvias se han inundado muchas por problemas en el alcantarillado, nivelado del suelo, etc. Problemas que han sido denunciados al Ayuntamiento del pueblo, el cual hace oídos sordos ante la problemática situación.