Sobre la mili obligatoria

Esta carta es respuesta a la de Narciso García «Mili sí, y para todos». Soy mujer. Le aseguro que yo, y muchas como yo, nunca estuvimos calladas en esto, y durante esos años que dice reivindicamos un ejército profesional.

Por suerte, esa coacción a la libertad de las personas (que usted desea que vuelva) acabó. Ahora nos toca seguir luchando por otros temas: derecho a vivienda, violencia de género, conciliación de la vida laboral y familiar, igualdad salarial... Únase con nosotros a esta lucha y deje el pasado como está.