La vergüenza del PP

Tres años han pasado desde el 11-M en los que dirigentes del PP, medios afines y afiliados han sembrado sospechas y conspiraciones. Cada uno conoce a un familiar, amigo, compañero o incluso nosotros mismos defendiendo esa conspiración.
Luego llega la realidad: el sembrador de la fábula (el PP y Díaz De Mera), recula, matiza y oculta. Simplemente la conspiración es mentira y no existe más que para tapar las mentiras del PP. ¿Para cuándo las disculpas del partido y de los medios?