Beckham y Victoria

Me da vergüenza oír y leer tantos comentarios envidiososrespecto a Beckham y Victoria. Sí, envidiosos. Y conste que no tengo absolutamente nada que ver con ellos, no son parientes ni amigos, y ni siquiera soy rica como ellos para compartir su forma de ver la vida.

Pero no puedo evitar sentir y pensar que desde España les hemos echado el mal de ojo, y estamos a la expectativa de todo lo que puedan hacer para criticar irónicamente y despectivamente sobre sus acciones. ¿Qué le importará a la gente si comen en este o aquel restaurante, si a Victoria le gusta o no el ajo, si ha tenido su hija en un hotel lujoso o en un hospital, si va a escolarizar al niño en un colegio de Inglaterra o de España?

Si nosotros tuviésemos muchísimo dinero, ¿no haríamos lo que nos diera la real gana? ¿O es que tienen que actuar pensando en agradar a todo el mundo? ¿Usted lo haría?

Si los españoles que pueden eligen colegios privados, de autobús y bilingües con profesorado extranjero, ¿qué hay de malo en que Victoria quiera llevar a sus hijos a colegios de su país? Por favor, no nos delatemos.