Brazos caídos en Espinard

Llevo varios días sin ver a la Policía de Espinardo en la calle Mayor. ¿Están de brazos caídos? O es que las obras de adoquinado los han espantado. Deberían dejar los coches en paz y pasarse por la noche, que con el calor que está haciendo no se pueden abrir las ventanas, porque el ruido de las motos no deja escuchar la tele.