Nación de nacionalistas

Me gustaría saber hasta qué punto es legal y moralmente aceptable que se me limite el derecho a participar en un voluntariado de la Junta de Andalucía por el mero hecho de no ser andaluz.

Continuamente observo cómo ‘determinadas’ comunidades hacen lo posible por ensalzar sus valores culturales, sociales y sobre todo lingüísticos, limitando derechos y libertades de ciudadanos del resto de comunidades.

Poco a poco, España deja de ser nación de naciones para convertirse en una nación de nacionalistas radicales. Mientras, la Comunidad de Madrid hace suyo el lema de Si vienes a Madrid, ya eres de Madrid. Si Madrid opta por la apertura al mismo tiempo que ‘determinadas’ comunidades nos cierran sus puertas, ¿quién sale perdiendo?