Contra el ruido en Boadilla

El alcalde de Boadilla del Monte ha firmado un acuerdo de diez años con una empresa organizadora de conciertos, Sinnamon, con el que ha vendido a su pueblo por tres cochinas pesetas.

Trae un macroconcierto de dos días en julio, 50.000 asistentes (el doble de nuestra población). Tras asegurar en el Pleno que estaría alejado de las viviendas, el concierto se celebrará en Viñas Viejas, a escasos 200 metros de las casas.

Pedimos el cambio de ubicación a una zona más apartada, pero el alcalde y los organizadores no nos escuchan, dicen que para dormir tomemos Orfidal. Nos sentimos indefensos, y ninguna institución nos da una solución. Por favor, un poquito de respeto a los vecinos, sólo pedimos descanso.