Los jóvenes se arman de valor

No puede haber discusión sobre el derecho a la vivienda. En las sentadas se ha exigido este derecho para todos y cada uno de los ciudadanos, sin importar su edad o si participaban en las mismas. Pero es triste que un problema que afecta a todos por igual, únicamente se manifieste a través de la voz de unos pocos.

Hay quien piensa que hay otros medios para la lucha, pero los precios y las hipotecas siguen subiendo y nadie hace nada. La sociedad sólo quiere asociar a los jóvenes con el botellón, pero los jóvenes son gente educada y luchadora, sólo es necesario que se armen de valor. Mientras, mil valientes seguirán al pie del cañón, reclamando sus derechos los domingos.