Las máquinas de una fábrica de galletas se convierten en instrumentos musicales

Máquina musical de Cabo de San Roque.
Máquina musical de Cabo de San Roque. (ARCHIVO)
  • La iniciativa es del grupo musical Cabo San Roque.
  • La fábrica de galletas cerró a causa de la crisis económica.
  • Interpreta los temas de su nuevo disco titulado Ball de pistons.

El grupo musical Cabo San Roque ha transformado una línea de producción completa de una fábrica de galletas que cerró por la crisis en una gran orquesta mecánica, con sección de cuerdas, percusión y vientos, que interpreta los temas de su nuevo disco titulado Ball de pistons (Baile de pistones).

Han construido con ellos una máquina de 6 metros de largo que produce músicaCabo San Roque ha dado una segunda vida a pistones, electroválvulas, poleas, motores y cintas transportadoras que se habían pasado los últimos veinticinco años produciendo galletas y ha construido con ellos una máquina de 6 metros de largo que produce música y que con la que ya han actuado en la Sala Apolo y el Mercat de les Flors de Barcelona, entre otras salas.

Tras su debut en los escenarios, Cabo San Roque ha utilizado la Orquesta Mecánica de la França Xica para grabar su cuarto disco, que acaba de salir a la venta y que tiene el tono mediterráneo y circense de su anterior disco, pero muchos más instrumentos. La máquina musical que han construido les permite disponer del equivalente a diez músicos de instrumentos de viento, cuatro de cuerda, dos percusionistas y dos acordeonistas.

"Somos músicos imperfectos que hace años que intentamos dialogar con máquinas imperfectas con cierta condición humana", ha explicado uno de los músicos de la banda, Roger Aixut, en su estudio, donde descansa la gran caja de música mientras espera el próximo bolo. En el escenario, como en el disco, la máquina no está sola y los cuatro integrantes de Cabo San Roque la acompañan tocando el piano, la guitarra, el bajo eléctrico, el acordeón y el clarinete.

Dispone del equivalente a 10 músicos de instrumentos de viento, 4 de cuerda, 2 percusionistas y 2 acordeonistas"Es como tocar con una big band", ha señalado Laia Torrents, que forma Cabo San Roque junto a Roger Aixut, Josep Seguí y Alberto Mezquíriz. Reutilizar chatarra y convertirla en instrumentos únicos y llenos de personalidad es una de las marcas de la casa de Cabo San Roque, que en su anterior disco utilizaron una lavadora capaz de tocar ocho instrumentos a la vez.

"Pero esta vez hemos sido mucho más ambiciosos, porque la lavadora-polifónica-cadena de bicicleta sólo hacía un loop mecánico sobre el que nosotros tocábamos, pero la orquesta mecánica permite hacer variaciones y modificar el tempo", ha aclarado Laia Torrents. Un año entero han necesitado los miembros de Cabo San Roque para construir esta insólita orquesta, que utilizaron por primera vez en el espectáculo Torn de nit (Turno de noche), donde los miembros del grupo rendían homenaje a los operarios de la fábrica de galletas y subían al escenario vestidos con monos de trabajo.

Es como tocar con una big bandLas referencias a la génesis de la orquesta mecánica eran especialmente explícitas en la pantalla situada sobre el escenario, en la que se proyectaban imágenes de las galletas en la cinta transportadora. Asimismo se escuchaba la voz de uno de operarios diciendo "cuando entro en la fábrica y noto un ruido diferente al habitual sé que pasa algo. El sonido de la planta tiene una melodía fija".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.

Más fotos relacionadas

Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/895766/0/fabrica/galletas/instrumentos/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios