Versión impresa

Catalunya prohíbe las corridas de toros, pero seguirá celebrando sus 'correbous'

Prohibición de las corridas de toros en Catalunya.
Un toro herido en un correbou celebrado en Amposta (Tarragona). (ARCHIVO)
Ampliar

Toros quemados, ciegos, ahogados o apaleados. El Parlament de Catalunya ha aprobado este miércoles la prohibición de las corridas a partir del año 2012, pero seguirá permitiendo festejos taurinos reconocidos como autóctonos, los correbous (corretoros, en traducción literal del catalán), cuya celebración es muy tradicional en pueblos de Tarragona.

Los grupos anti antitaurinos tachan estos correbous de salvajadaLos grupos antitaurinos tachan estos correbous de "salvajada" porque en ellos también se maltrata a los toros, razón principal para la abolición de las corridas. Sin embargo, los impulsores de esta iniciativa legislativa popular han aceptado que se sigan celebrando basándose en el argumento de que a estos toros no se les da muerte.

Esta decisión política es calificada por el PP como "una muestra de hipocresía de la clase política catalana". La diferencia de trato que han recibido corridas y correbous parece sólo electoral, ya que prohibir esta tradición tarraconense tendría un coste político demasiado alto.

Hay varios tipos de correbous, en función de que los asistentes prefieran un espectáculo basado en el fuego, el agua o la prueba de fuerza, según explica la Fundación para la adopción, apadrinamiento y defensa de los animales (Faada):

  • El toro de fuego o toro embolado (embolat, en Catalunya): Se inmoviliza al toro atándolo por los cuernos y sujetándolo por las patas y el rabo. Se le ponen unas antorchas o bolas de material inflamable en los cuernos untados con alquitrán y se les prende fuego. Luego se suelta al animal en una plaza o por las calles. Aterrorizado al ver su cabeza envuelta en fuego, el toro muge desesperadamente, babea y da cabezazos intentando deshacerse de las antorchas y bolas, de las que cae líquido candente y brasas que queman los ojos, el morro y el cuerpo del animal. Esta tradición se celebra en varias localidades de Tarragona, como Amposta. En ocasiones se colocan fuegos artificiales en los cuernos.
  • El toro ensogado (capllaçat, en Catalunya): Se atan unas cuerdas a los cuernos del animal que son violentamente arrastrados por las calles llenas de gente. Las cepas del cuerno sufren graves traumatismos y los músculos del cuello, profundos desgarros. Se celebra en municipios tarraconenses como en Cases d’Alcanar.
  • Toros al mar: Los animales son perseguidos y acorralados hasta que resbalan y caen al mar o se tiran desesperados a causa de la persecución desde el muelle. En algunas ocasiones el animal muere ahogado. Esto se hace en diversas localidades de Tarragona.
  • Los encierros: Los toros, vacas o vaquillas recorren las calles recibiendo golpes de los participantes con palos o varas, hasta que terminan en una plaza donde los animales son capeados o toreados. Las heridas y fracturas son múltiples al golpearse contra los objetos en su camino o al resbalar en el asfalto. A veces el toro muere de agotamiento o ataques al corazón debido al estrés y al sobreesfuerzo. Se celebra en diversas poblaciones de Tarragona.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/777158/0/catalunya/toros/correbous/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios