Versión impresa

Jesús Hernández Verano obtiene la residencia artística del Museo de Bellas Artes (Tenerife)

Cristo muerto
Cristo muerto (CEDIDA)
  • Jesús Hernández Verano ha obtenido la residencia artística Tarquis-Robayna del Museo de Bellas Artes por su proyecto 'Affatus'.

Este trabajo de nueva creación e investigación consiste en utilizar el fondo del museo para estudiar aquellas imágenes y autores que hayan trabajado el cuerpo de dolor.

Este concepto incluye la serie de imágenes, pinturas, esculturas y volúmenes de cuerpos, vestidos o desnudos, estirados o arqueados, sometidos a una intensa luz que borra los contornos. El estudio se centra en el misterio de la luz en los cuerpos y su capacidad para cegar por deslumbramiento luminoso.

El proyecto tiene varias fases, que incluyen la de investigación, realización e interpretación de la obra plástica a través de papel, lino y dibujo.

Asimismo, se contempla invitar a artistas relevantes del campo de la poesía, la filosofía y la danza para que aporten sus análisis personales al trabajo.

Una vez concluidos estos procesos, se organizará una exposición como final de proyecto en las salas de exposiciones temporales del museo, así como la apertura de una página-perfil del proyecto en las redes sociales, en las que se muestre su desarrollo.

Como actividades complementarias se proponen visitas guiadas a la exposición, talleres didácticos y plásticos, charlas-coloquio de los artistas invitados al proceso y una conferencia del artista residente sobre el trabajo realizado.

La palabra 'Affatus', que da nombre al proyecto ganador, fue utilizada por el filósofo mallorquín Ramón Llull para "manifestar la concepción que se hace en el interior de la sustancia animada y sensitiva, cuya concepción se hace en el hombre mediante la racionalidad y la imaginación y en los animales no racionales, bajo la imaginación".

Entre otras obras de arte, Hernández Verano fijará su atención en las esculturas 'La serenidad', de Francisco Borges Salas; 'San Sebastián asaetado', de Aurelio Cabrera Gallardo (depósito del Museo del Prado) y 'Cristo muerto', madera policromada que estaba ubicada en el cementerio de San Rafael y San Roque de Santa Cruz.

Jesús Hernández Verano es licenciado en Bellas Artes por la Facultad de Bellas Artes de Cuenca. Asimismo, es doctor en Bellas Artes y ha realizado múltiples exposiciones individuales y colectivas en Madrid, Valencia, Italia, Francia, La Laguna y Santa Cruz de Tenerife.

La finalidad de la residencia artística Tarquis-Robayna se centra en el desarrollo y ejecución de un proyecto de nueva creación e investigación relacionado con una determinada pieza, artista, escuela o técnica artística que se encuentre en los fondos del citado museo y que, por tanto, tenga alguna vinculación representativa o simbólica.

ENCUENTROS ABIERTOS AL PÚBLICO

El proyecto seleccionado tendrá una duración de tres meses y, en coordinación con la dirección del museo, obtendrá un acceso adecuado a todas las obras e instalaciones del edificio. El artista seleccionado deberá realizar una muestra del trabajo desarrollado durante ese tiempo.

También se podrán organizar encuentros abiertos al público en formato de charla, conferencia o seminario en el que el o los responsables del proyecto seleccionado difundan su experiencia y trabajo en relación a la residencia artística Tarquis-Robayna.

El artista seleccionado recibe 3.000 euros para la elaboración y puesta en marcha del proyecto, y dispondrá de una bolsa de 1.000 euros para la adquisición de materiales y demás elementos fungibles y de uso vinculados a la creación artística durante el periodo de vigencia de la residencia.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/3068906/0/jesus-hernandez-verano-obtiene-residencia-artistica-museo-bellas-artes-tenerife/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR