60 familias españolas devuelven cada año a sus hijos adoptados

  • Las adopciones fallidas son el 1%.
  • Se producen porque la madre biológica reclama al niño o por graves problemas de convivencia.
  • El 90% de las adopciones son internacionales.

Los casos son pocos (apenas el 1% del total), pero los niños sin padres pueden sumar un segundo fracaso familiar a la tragedia del primero. Ss trata de las adopciones fallidas.

Según datos oficiales, en España se registran unas 6.000 adopciones al año, a razón de 12,3 por cada 100.000 habitantes, la tasa más alta del mundo. En la gran mayoría de los casos, el niño y la familia conectan. Sin embargo, alrededor de unos 60 niños son devueltos cada año a la tutela del Estado. Entre los motivos, que haya graves problemas de convivencia, falta de entendimiento grave e insuperable por el idioma o que la madre biológica lo reclame (sólo en caso de que el niño sea español).

La secretaria de Servicios Sociales , Amparo Valcárcel, afirma que el 90% de la adopciones son internacionales, desde países como China, Rusia o Colombia. Por lo tanto, los adoptados y devueltos regresan a la tutela de las administraciones públicas y pueden ser objeto de una nueva adopción. Nunca serán devueltos a sus países de origen, pues cuando vienen lo hacen ya con pasaporte español.

Expertos en el tema coinciden en situar el porcentaje de fracasos en torno al 1%, pero no descartan que pueda ser mayor por los casos ocultos de niños rechazados por sus familias adoptivas y que son enviados a internados o instituciones similares.

Jesús Palacios, catedrático de Psicología Evolutiva y estudioso del problema, cree que, como ha ocurrido en otros países, el porcentaje aumentará en los próximos años. "Sería lo lógico", dice, porque se tiende a que haya más adopciones internacionales. Y sitúa el aumento entre el 3% y el 5% a partir del año 2008.

El Gobierno trabaja en un proyecto de ley para regular la adopción internacional que impulsará medidas preventivas para paliar este drama, además de apostar por una mejor coordinación entre las administraciones y por mecanismos de apoyo a las familias antes y después de que la adopción sea efectiva.

No adoptar en los países conflictivos

El Gobierno español ha aprobado una ley que prohíbe iniciar la tramitación de la adopción de un menor en un país en conflicto bélico o inmerso en un desastre natural, así como cuando no exista una autoridad específica que controle y garantice la adopción en ese país o cuando no se den las garantías adecuadas para evitar conflictos internacionales. Por otra parte, si la adopción se diese, la ley también permite que los menores tengan la opción de conocer datos sobre sus padres biológicos cuando sean mayores de edad.

"No te quiero, te devuelvo", Pilar Pando Lobo, trabajadora social.

Formación e información a los padres antes de que se haga efectiva una adopción internacional. Ahí reside la clave para evitar que el tan temido y dramático "no te quiero, no te soporto, te devuelvo" llegue a producirse. Hay que pulir en los padres los prejuicios sociales que existen y prepararlos para afrontar los problemas, no para obviarlos.

Cuando el niño llega es cuando comienza la adopción, no antes, de ahí la importancia de prepararse con antelación. Negar la diferencia no conduce a nada y no se puede ser padre desde un primer momento y de golpe. Educar a un niño adoptivo y de otro país supone una dificultad y es una aventura siempre complicada. El rechazo, y más un segundo, es siempre un mazazo en la vida de cualquier niño. Por eso hay que tener una visión más realista y menos solidaria de la adopción internacional. Y tener muy claro que para ser padres hay siempre que formarse.

Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/263098/0/devuelven/hijos/adoptados/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios