Años de sagas y superhéroes

Años de sagas y superhéroes

Thom Yorke, Radiohead
Thom Yorke, el cantante de la banda británica Radiohead, durante un concierto. (ARCHIVO)

El temido año 2000 trajo varios efectos que nadie había previsto. En lo deportivo, los Juegos Olímpicos de Sídney iniciaron la era de la sospecha, y prendieron la mecha de todas las investigaciones que llegaron después; ese mismo año, Lance Armstrong ganó su segundo Tour.

En 2014 el disco más vendido fue '1989' de Tayor Swift Londres 2012 evitó las suspicacias con el peso de los metales gracias a unos cuantos multimedallistas, entre los que brillaron Phelps, Bolt y las nadadoras estadounidenses.

En lo cultural, la franquicia Marvel situó a sus primeros X-Men entre las siete películas más vistas de 2000; este 2015 lo más visto será Los Vengadores: la era de Ultrón.

El modelo de franquicia cómic-cine también funcionó a la inversa con los libros: Harry Potter lo empezó, pero lo siguieron otras sagas, tanto para adolescentes como para adultos. Y en lo musical, si el siglo se inicia con la vuelta de AC/DC y Bon Jovi y con un nuevo número 1 de los Beatles, el 2014 se cierra con Taylor Swift y la banda sonora de Frozen.

En cuanto al ocio, casi todo pasa por la pantalla, pero del móvil. Hay tanta gente jugando a juntar caramelos y joyas o a criar ovejas que la industria del videojuego de hoy se parece muy poco a la de 2000.

Harry Potter

Cultura

El fenómeno literario del año 2000 volvió a ser Harry Potter, un personaje fijo entre los libros más vendidos desde 1997.

El cuarto volumen de la saga, Harry Potter y el cáliz de fuego, el más vendido del 2000, salió unos meses antes de que diera comienzo la maquinaria promocional de la primera película de Potter, que llegó a los cines en 2001.

El éxito cosechado por la fórmula de la fantasía adolescente servida de año en año marcó la línea editorial de la literatura comercial para el resto de la década, las llamadas sagas: a Harry Potter le siguieron los vampiros de Crepúsculo, a estos, los jóvenes de Los juegos del hambre, y, a estos a su vez, los jóvenes de Divergente.

Cada saga tuvo menos éxito comercial que la siguiente, pero esto no impidió que se volviera a repetir otra tendencia aparecida en 2000 y amparada por el éxito de Harry Potter: un libro, una película (o dos). Esta tendencia sigue activa hoy en día, pues los libros más vendidos en 2014 en todo el mundo, según Nielsen, fueron: Bajo la misma estrella, de John Green; los cómics de El diario de Greg, de Jeff Kinney, e Insurgente, la segunda parte de la serie Divergente, de Veronica Roth.

En 2000 las series no tenían un seguimiento tan masivo como el que tienen hoy en día En 2000 aparecieron también dos novelas que todavía hoy son recordadas. Ángeles y demonios, de Dan Brown, que tuvo que ser presentada como el prólogo de El código Da Vinci, de 2003, para conseguir ser un bestseller; y La fiesta del Chivo, de Vargas Llosa, título que aunó calidad literaria y ventas.

El chino Gao Xingjian se llevó el Nobel de Literatura de 2000. El de 2014 fue para el francés Patrick Modiano. Hoy en día son muchas las películas que adaptan libros de éxito a la pantalla, como Cincuenta sombras de Grey o las ya citadas Los juegos del hambre y Divergente, pero en 2000 la situación era distinta. Misión Imposible II (545 millones de dólares recaudados), Gladiador (456 millones) y Náufrago (424 millones) fueron las películas más taquilleras del año.

Otros fenómenos de la gran pantalla fueron Los padres de ella (295 millones) y Scary Movie (277 millones), dos películas que también servirían para iniciar dos caminos diferentes de la comedia pero igualmente rentables: la primera, la saga Los padres de…; y la segunda, las parodias de películas de terror y grandes éxitos, tal y como ya se hizo durante los 80 con Aterriza como puedas y sus secuelas.

En lo que va de año 2015, las películas más taquilleras en el mundo son Fast & Furious 7 (1.506 millones de dólares), Los vengadores: la era de Ultrón y Cincuenta sombras de Grey (570 millones).

La segunda parte de la saga Divergente, Insurgente, también se sitúa como la décima película más vista del año, con 275 millones de dólares de recaudación.

Crepúsculo

El negocio de la franquicia literaria llevada al cine, inaugurado en el año 2001 con Harry Potter, sigue funcionando.

En 2000 las series no tenían un seguimiento tan masivo como el que tienen hoy en día, pero no porque hubiera series de menos éxito, sino porque no existían las facilidades que hoy dan los canales que emiten a través de internet o los que ofrecen series durante todo el día.

Por entonces triunfaban series como Friends (1994-2004), Los Soprano (1999-2007), Sexo en Nueva York (1998-2004), El ala oeste de la Casa Blanca (1999-2006) o Urgencias (1994-2009). En el año 2000 aparecieron CSI (2000-en emisión) o Las chicas Gilmore (2000-2007).

Hoy las series más seguidas son Juego de tronos (2011), The Walking Dead (2010), Modern Family (2009) o The Big Bang Theory (2007), entre muchas otras.

En lo musical, el disco más vendido de 2000 fue 1, un recopilatorio con lo más granado de los Beatles: vendió 32 millones de copias.

Este año supuso la vuelta de AC/DC, que publicaron su primer disco en cinco años, Stiff Upper Lip; también fue el año de Madonna y Music; de Bon Jovi, con Crush y su single It’s my life, también el primer disco en cinco años de ausencia, y de Radiohead, con Kid A.

Hubo despedidas, como la de las Spice Girls tras cuatro años de actividad, y sonoros debuts, como los de Linkin Park (Hybrid Theory), Eminem (The Marshall Mathers) y Coldplay (Parachutes).

En 2014 el disco más vendido del año en todo el mundo fue 1989, de Taylor Swift, con 3,6 millones de copias, 130.000 más que la revelación musical del año, la banda sonora de la película de Disney Frozen.

La cantante estadounidense repite como disco más vendido en algunos meses de 2015, como enero y febrero, pero es posible que los álbumes que están por venir la superen. Está previsto que saquen disco este año Madonna, Metallica, Shakira y Red Hot Chili Peppers.

Ocio

Mucho del ocio de pequeños y mayores pasa hoy por las pantallas. El sector del videojuego moverá en 2015 entre 80.000 y 90.000 millones de dólares en todo el mundo, según la Asociación Española de Videojuegos, que cita un informe de Pricewaterhouse Coopers.

Un montante superior al del cine y la música juntos: 36.400 millones para el cine, 14.970 millones para la venta de música.

El sector del videojuego moverá en 2015 entre 80.000 y 90.000 millones de dólares en todo el mundo Son cifras orientativas, ya que hoy en día no es posible hablar de una cifra fija de jugadores y de negocio del videojuego ante la diversidad de plataformas y formas de adquirir los juegos. 2000 fue el año clave para dos fenómenos que cambiarían el mundo de los videojuegos. Por entonces la industria mundial movía unos 5.900 millones de dólares, y el mercado de ventas era para Pokémon en sus diversas versiones para consolas, una tendencia desde hacía años.

Hasta que llegó Los Sims, un juego sobre la vida. No había un final: lo más cerca que había de un objetivo era conseguir que el personaje o personajes del jugador fueran lo más felices posible mientras ganaban dinero en sus trabajos y mantenían unas sanas y estables relaciones de amistad con conocidos y vecinos. Vendió 11,3 millones de copias, y llamó la atención de la industria sobre un público al que tradicionalmente se le había dado la espalda: las jugadoras.

El concepto jugador casual, alguien que se acerca a los videojuegos de forma ocasional nació entonces. Durante la siguiente década los jugadores casuales dominarían el mercado, con juegos que emulaban partidas de golf, bolos, tenis, karaokes y actuaciones musicales con réplicas de instrumentos incluidos.

Wii Sports

Otro fenómeno que se dio en 2000 fue la explosión definitiva del juego multijugador a través de internet. Juegos como Ultima Online, de mundos fantásticos, ya se jugaban así antes, pero fueron las escaramuzas de policías contra terroristas de Counter-Strike las que monopolizaron buena parte de las partidas multijugador de todo el mundo; muchas de las cuales había que jugar en cibercafés porque las conexiones domésticas no eran todavía lo suficientemente estables para lo que requerían los disparos. No se puede entender el mundo del videojuego de 2015 sin citar ambos fenómenos: los jugadores casuales y los juegos multijugador a través de la red.

Hoy el sector mueve 14 veces más dinero que en 2000, y buena responsabilidad de ello la tienen los rompecabezas para móviles (Angry Birds o, en otro nivel, Apalabrados), los juegos para redes sociales (como el Farmville o el Candy Crush), los juegos para compartir con amigos y familia (Band Hero o Wii Sports) y los juegos creados por entusiastas de la programación (Minecraft). No se puede hablar de un mercado común, pues las empresas que desarrollan para móviles, como Zynga, Gameloft, Rovio o King, rara vez lo hacen para consolas y ordenadores.

Deporte

Durante los Juegos Olímpicos de Sídney 2000, los dos escenarios que despertaron mayor interés fueron la pista de atletismo y las piscinas. Sobre el tartán brilló la velocista estadounidense Marion Jones, quien aspiraba a cinco medallas de oro. Finalmente consiguió tres oros y dos bronces, cinco metales que años más tarde tuvo que devolver por dopaje.

En el agua hubo dos protagonistas tan célebres como distintas fueron sus hazañas. Ian Thorpedo Thorpe, nadador australiano de 17 años, consiguió tres medallas de oro y el récord de 400 metros estilo libre, una revolución que años más tarde se achacaría a su bañador LZR Racer, una malla de poliuretano sin costuras que se ajustaba al nadador como una segunda piel.

Michael Phelps

El "gran secundario" de las piscinas de Sídney fue Éric Moussambani, de Guinea Ecuatorial, que completó los 100 metros libres en el doble de tiempo que el ganador de la carrera, Pieter van den Hoogenband. Los últimos Juegos Olímpicos disputados, Londres 2012, fueron las olimpiadas de los multimedallistas.

El Panathinaikos BC se llevó la Copa de Europa de baloncesto de 2000 En atletismo triunfó el jamaicano Usain Bolt, con tres medallas de oro, las mismas que la estadounidense Allyson Felix. La natación fue para Estados Unidos, que se llevó casi todo el metal: Michael Phelps, seis medallas, Missy Franklin y Allison Schmitt, cinco cada una, y Dana Vollmer, tres.

En cuanto a deportes con balón, en fútbol destacaron dos acontecimientos en el año 2000: la victoria de Francia en la Eurocopa, que eliminó a España en cuartos de final tras un penalti fallado por Raúl en el minuto 90, y la 8.ª Champions del Real Madrid.

En 2015 la "orejona" fue a parar al Fútbol Club Barcelona, que venció a la Juventus de Turín. En otros deportes, el Panathinaikos BC se llevó la Copa de Europa de baloncesto de 2000, la última antes de convertirse en la Euroliga; en 2015 se la llevó el Real Madrid. En 2000, la selección española de fútbol sala fue campeona del mundo.

En cuanto a Tenis, en 2000 Gustavo Kuerten y Martina Hingis encabezaban la clasificación ATP, y la Copa Davis de ese año era para España. Hoy la primera posición en la ATP es para Novak Djokovic y Serena Williams.

Otros nombres de 2000 fueron Michael Schumacher, que consiguió entonces su tercer Mundial de Fórmula 1, y Lance Armstrong, ganador del Tour de Francia por segunda vez. El último mundial de F1 fue para el británico Lewis Hamilton; el último Tour, para el italiano Vincenzo Nibali.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/2499085/0/sagas-candy-crush/superheroes-juegos-olimpicos/marvel-franquicias/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios