Cuando una ‘A’ se transforma en un ‘4’

Cuando una ‘A’ se transforma en un ‘4’
Fernando, ayudado por su madre, con los deberes de clase.(JORGE PARÍS)
Ampliar
Asociaciones de disléxicos reclaman un sistema educativo comprensivo ante la difícil situación de los alumnos en los colegios.
Si decimos que esta ‘e’ la vemos como un ‘6’; si comunicamos que esta ‘A’ es un ‘4’, ¿pensarían que estamos de broma?, ¿dirían que somos vagos? Fernando tiene nueve años y es disléxico. No le gustan ni la lengua ni el inglés porque confunde las palabras. Lee y escribe lentamente, cuando no le resulta imposible asimilarlas. Es un dato empírico, que le ha hecho cambiar tres veces de colegio.

Y no es tonto: su coeficiente intelectual es alto, pero su cerebro es diferente; otro dato empírico, tras varios informes de especialistas. No es el "burro, más que burro" de la horrible sentencia que llegan a escuchar algunos niños con este problema.

Le han llamado vago porque le cuesta entender en clase o acabar los exámenes. Incluso una profesora le tiró de la patilla y le dijo que "no tenía solución". "Necesita un sistema educativo distinto", clama su madre, Ana Peciño. Es disléxico, y no carne de cañón para el fracaso escolar. Entra en las estadísticas de lo que el Ministerio de Sanidad llama «enfermedad rara»: el 10% del alumnado es disléxico, según los especialistas. La LOE (Ley Orgánica de Educación) apenas contempla este problema bajo el genérico de "dificultades específicas para el aprendizaje".

Estar una tarde con él, hundido en los deberes, es entender su vía crucis diario: invierte tres horas, acompañado de su madre, que le repite: "Fernando, lee primero en voz alta la palabra; habla antes de escribir". Se acuesta a las 23.00, exhausto tras recuperar lo que no ha podido aprender en clase. Lee "números rumanos", en vez de "romanos", por ejemplo. A veces, las letras se mueven y danzan como espectros sobre el papel. "La ortografía será una cruz de por vida", explica su madre. Las inflexibles máximas de la pizarra se esfuman cuando intentan saltar a su cuaderno. Fernando ama las "mates» y dibujar, "porque se me da bien y lo otro, no", dice. Gracias al esfuerzo de su madre, mantiene su autoestima alta, "sabe que no es tonto".

La dislexia se suele describir como un "trastorno de lectoescritura, un déficit al reconocer las palabras escritas con un efecto en la compresión, sin que por ello exista una discapacidad intelectual", explica José Antonio Calvo, del Centro de Lenguaje y Atención a la Escritura, en Rivas-Vaciamadrid. Los logopedas y los profesores tienen un papel fundamental en esta situación.

"Están condenados al fracaso y no son discapacitados", dice Irene Ranz, presidenta de Dislexia sin Barreras. Tiene tres hijas con dislexia. "La pequeña, Alicia, de 12 años, confunde la ‘e’ con el ‘6’".

Volvemos al principio. Fernando y Alicia tienen mucho en común. Han repetido curso. Y en ocasiones han sido acusados injustamente de «vagos». Han recorrido su rosario de colegios, terapias y logopedas. Sólo piden, y esta vez articulando perfectamente la frase, un sistema educativo comprensivo. Un poco de sen-ti-do-co-mún.

No es curable, pero sí rehabilitable

Las causas de la dislexia no están claras, aunque tienen un origen hereditario, justo en el proceso embrionario. "Lo importante es que con el trabajo de los especialistas es rehabilitable, aunque no se debe generalizar con los trastornos de la lectoescritura. Cada caso es distinto (explica el logopeda José Antonio Calvo). Debemos hacer hincapié en la detección y los mecanismos de ayuda".

Qué...

Dificultades en el aprendizaje. La dislexia agrupa distintos tipos de trastornos relacionados con la comprensión de los símbolos escritos. Se produce como consecuencia de una diferente ordenación de las neuronas del paciente durante el proceso fetal.

Quién...

Pequeños y mayores. Las personas que sufren esta alteración pueden manifestar lentitud en el aprendizaje de la escritura, la lectura o el cálculo (discalculia), así como otro tipo de dificultades relacionadas con la motricidad.

Cómo...

Otro sistema. Las asociaciones de disléxicos reclaman al Gobierno, desde hace años, ayudas en los procesos educativos y que se permita a los alumnos disléxicos realizar otro tipo de exámenes.

Sigue aquí el blog de Los Reporteros

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/162379/0/A/transforma/4/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios