Versión impresa

El saldo migratorio neto en Andalucía es de 1.964 personas en 2011 ante la crisis que revierte los flujos inmigratorios

El saldo migratorio neto en Andalucía ha descendido a 1.964 personas en 2011 ante la situación económica que ha revertido los flujos inmigratorios constatados entre 1994 y 2008, según la información facilitada por la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo a Europa Press.

El saldo migratorio neto en Andalucía ha descendido a 1.964 personas en 2011 ante la situación económica que ha revertido los flujos inmigratorios constatados entre 1994 y 2008, según la información facilitada por la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo a Europa Press.

Así, según la estimaciones de la población actual del INE, en el último año 2011, el saldo migratorio neto en Andalucía fue de 1.964 personas, fruto de unas entradas netas de 5.699 personas procedentes del extranjero y de unas salidas de 3.735 personas de Andalucía hacia el resto de España. Estos datos contrastan con el balance medio registrado entre 2002, primer dato disponible de esta fuente, y 2008, cuando el saldo migratorio neto medio recibido fue de 87.300 personas al año, de las que cerca de 80.000 venían del extranjero, y 7.300 del resto de comunidades españolas.

De esta manera, el largo período de expansión económica que Andalucía atravesó desde 1994 hasta mediados de 2008, se reflejó, entre otros aspectos, en un notable incremento de los flujos inmigratorios, tanto del resto de España, como, y especialmente, del extranjero.

Así, la inmigración ha tenido un notable impacto en la evolución de la población andaluza. Entre 2002 y 2008, la población extranjera en Andalucía creció a un ritmo anual del 19,7 por ciento, mientras que la de nacionalidad española lo hacía al 0,7 por ciento. Esto supuso que el colectivo de extranjeros pasase de representar el 2,8 por ciento de la población total en 2002 al 7,6 por ciento en 2008. Desde 2008, el ritmo de incremento de la población extranjera ha ido minorándose progresivamente, siendo en el período de crisis 2008-2011 del 5,4 por ciento anual, en cualquier caso, más elevado que el de los nacionales (0,5%), de tal forma que la población extranjera en Andalucía representa en 2011 el 8,7 por ciento de la población total.

A su vez, esto ha tenido efectos en el mercado laboral. Con información de la Encuesta de Población Activa (EPA), en los años previos a la crisis económica, la población activa andaluza creció a un ritmo anual del 3,7 por ciento, destacando el fuerte incremento de los activos extranjeros (19,4% anual), muy superior al de los nacionales (2,3%). Con la llegada de la crisis, y el aumento del desempleo, la incorporación de población activa extranjera ha venido ralentizándose de forma significativa, con caídas incluso en 2011 (-2,7%).

Las proyecciones de población a corto plazo del INE, apuntan que en los próximos años se podrían mantener las tendencias observadas en 2011, registrándose en el período 2012-2020 una entrada neta de inmigrantes extranjeros en Andalucía de unos 5.600, y una salida neta de andaluces al resto de España de 3.700. Es decir, por término medio anual en los próximos años, el saldo migratorio neto será de unas 1.900 personas, frente a las 87.300 entre 2002 y 2008.

Con estas perspectivas, el aumento de la población activa se espera que sea muy bajo, lo que supondrá menores requerimientos de creación de empleo para reducir la tasa de paro en Andalucía.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/1566813/0/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios