Las relaciones afectivas

Cuando surgen los problemas en las relaciones afectivas, no hay dos situaciones que podamos considerar iguales, pero podemos ofrecer algunas pautas que nos ayuden:
Nos esforzaremos por lograr una nueva forma de comunicación, basada en observar, escuchar e intentar alcanzar acuerdos para las dos partes.

Ofreceremos un espacio de intimidad y un tiempo personal al otro. Cada uno podrá conservar sus amigos. Respetaremos sus preferencias, sus afinidades con otros y sus necesidades.

Seremos más creativos. Huiremos de la rutina, romperemos hábitos y sorprenderemos a nuestra pareja con propuestas nuevas. Renovaremos el contenido, la forma y el fondo de las relaciones sexuales.

Volveremos a ser cómplices, sentiremos que formamos un equipo, que somos capaces de vencer dificultades y de disfrutar del día a día. Recordaremos que los sentimientos se facilitan, no se imponen.
www.mariajesusalavareyes.com