Versión impresa

Una acera en la calle Garbinet que provoca caídas y accidentes

Allí, dice, hay «unas aceras con unas separaciones de una loseta a otra de más de cinco centímetros y bastante profunda», donde se le hundió el tacón, cayendo de boca y rompiéndose las gafas y una mano, que llevó escayolada 35 días. Rovira acudió a Urbanismo «para denunciar que esas aceras están fatal». Recibida por la secretaria de la Concejalía, «me dijo que me llamarían y que revisarían las aceras, pero no he recibido contestación», afirma.

Una visita demuestra que las placas rectangulares que componen el citado tramo de acera presenta unas intersecciones muy anchas, sobre todo en la esquina de Mercadona con la calle Rodrigo Caro, y que la acera se fabricó con una anchura de cinco losetas y media, en vez de seis, como si hubieran querido ahorrarse una hilera de pavimento. Al final, ya llegando a la calle Ricardo Oliver Fo, cambia el tipo de suelo, que, aunque no mejora, es más compacto. De cualquier modo, toda la acera, en general, se encuentra en mal estado, excepto en el trecho que rodea el contiguo Pabellón Deportivo de Carolinas, con aceras perfectas.

Empleados de Mercadona, clientes y peatones testifican que «bastantes personas se han caído» y que la acera «debería arreglarse ya». Vicente Bernal, presidente de la asociación de vecinos, afirma que «las aceras son escasas, estrechas y descuidadas y su ampliación y mejora es una reivindicación permanente». Hoy mismo presentarán una queja ante el registro del Ayuntamiento «para que arreglen de una vez esta y otras aceras» de este distrito.

El arreglo no es competencia de Urbanismo, sino de Servicios y Mantenimiento, donde es imposible hablar con su responsable, el edil Pablo Suárez, de viaje en Wenzhou, China; con su jefe técnico, Víctor López, también fuera, o con alguien que nos explique si existe alguna iniciativa para solucionar el problema. No obstante, fuentes municipales recomiendan a la señora Rovira que redacte un escrito dirigido a esta Concejalía y que le exija que intervenga «para evitar más accidentes». También, y en el plazo de un año, puede reclamar una indemnización (con parte médico de lesiones, pruebas documentales, declaraciones de testigos y fotografías del lugar), que podría ganar y que le abonaría gastos, daños y perjuicios. Asimismo, hasta podría querellarse contra el regidor responsable, presentando una denuncia al juzgado por incumplimiento de obligaciones, ya que «las calles son de dominio público y deben estar en perfectas condiciones», según las mismas fuentes del Consistorio.

¿TIENES ALGÚN PROBLEMA CON LA ADMINISTRACIÓN?
Envía un e-mail a defensoralicante@20minutos.es.

Esta sección se publica los lunes.

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios