El fracaso de la Sociedad de Alquiler

Leo en varios periódicos nacionales que la Sociedad Pública de Alquiler no va a garantizar a los arrendatarios el alquiler de sus casas por cinco años que viene haciendo hasta ahora. Me parece deplorable ya que es el único aliciente que mantenía vivo este sistema y que hace que los dueños de tantos pisos vacíos se animen a sacarlos al mercado de alquiler al estar respaldado por el Estado, ya que lo demás que ofrecen, como la devolución del piso en su estado original, cualquier compañía de seguros mediocre ya lo viene asegurando por bastante menos de ese 20 por ciento que se embolsa la SPA de las cuotas.

Los dos casos que conozco más cercanos: en uno el piso está vacío desde hace siete meses y el propietario sigue cobrando sin que la SPA haga nada por arrendarlo; y en el otro, además de llevar los inquilinos un año sin pagarles, les han cortado la luz y el agua las suministradoras, y los vecinos aseguran que lo han subarrendado por habitaciones y han vendido todos los muebles y enseres que había en su interior. Con este panorama y ante el fracaso absoluto que diria Pablo Motos, lo mejor que podían hacer es desaparecer y que todos los funcionarios que en ella trabajan se dediquen a otros menesteres mas productivos.