¿Superdotado o paria?

Soy padre de un alumno de alta capacidad intelectual y sufrimos reiteradamente los incumplimientos de la Ley Orgánica de Educación, quizá algo esperado, pero también, y esto es lo grave, de la propia legislación de la Consejería de Educación de Madrid.

Sus funcionarios obvian deliberadamente la "atención específica" en la escolarización de este colectivo con necesidades educativas específicas y el asesoramiento que reciben las familias, obligatorio por ley, es nulo. ¿Para qué aprueban leyes si luego son ustedes los primeros en incumplirlas? Este alumnado lejos de parecer "superdotado" parecen ser los parias de la educación madrileña.