La forma más curiosa de llevar cuatro botellas