El movimiento #MeToo consiguió algunos cambios positivos