Un detractor de Trump intenta tirarlo del escenario