Sujetaba unas placas metálicas en un camión y casi despega como un cohete