Rocío Carrasco, abatida a la salida del juzgado