Los vigilantes de El Prat no prevén desconvocar la huelga