JLo desfila con el vestido de Versace que llevó en los 2000