Microsoft ha desvelado que tendrá que desembolsar más de 1.000 millones de dólares (unos 700 millones de euros) debido a los costos del "inaceptable número de reparaciones en las consolas Xbox 360" que entran en el nuevo programa de garantías.

La compañía no ha ofrecido detalles sobre el número de consolas que han tenido que ser reparadas aunque todo apunta a que se trata de una cifra muy elevada.

También ha anunciado una extensión de la garantía, ya que los clientes de la Xbox 360 que experimentaron fallos de hardware indicado por tres luces rojas centelleantes ahora estarán cubiertos por una garantía de tres años, y que hará un reembolso a los clientes que ya han pagado por su cuenta las reparaciones.

Microsoft también ha anunciado sus cifras en el mercado de las consolas de nueva generación.

Situado por delante de Sony, ha vendido por el momento 11,6 millones de Xbox 360.