Yo Presidente
Capturas del juego 'Yo Presidente. Objetivo: La Moncloa'. PLANETA DEAGOSTINI INTERACTIVE

En plena campaña electoral, Planeta DeAgostini Interactive ha presentado en el mercado español el videojuego "Yo Presidente. Objetivo: La Moncloa", un simulador geopolítico, único en España, que permite a los jugadores establecer estrategias para alcanzar y mantenerse en el poder.

El juego, lanzado con éxito en el periodo previo a las elecciones presidenciales francesas, no sólo ha sido traducido, sino que ha sido adaptado a la realidad española. De este modo, incluye un escenario específico dedicado a las elecciones del mes de marzo en el que el jugador-presidente deberá esforzarse en aplicar una buena política con el fin de seguir al frente de la nación.

Yo Presidente."Es un juego que destaca por su alto realismo y detalle y hace que el jugador se sienta como si fuese el máximo representante de un país. Al igual que en Francia, estamos seguros de que más de un político lo utilizará para practicar sus estrategias", asegura Louis-Marie Rocques, director de la empresa francesa Eversim, creadora del videojuego.

El juego permite eligir el país que desea o quiere llegar a gobernar, donde el reto principal sería convertir a su nación en uno de los territorios más influyentes del planeta. Y con el fin de alcanzar estos objetivos se puede desde consultar lo que dice la prensa antes de tomar una decisión hasta negociar acuerdos con mandatarios de otros países.

También se pueden establecer intercambios de opiniones entre dirigentes de diferentes organismos internacionales -como por ejemplo la ONU-, reunirse con personalidades destacadas del ámbito religioso, económico, etc., o enviar un servicio secreto en misión especial para espiar al enemigo.

Yo Presidente. Objetivo: La Moncloa es un producto diseñado en 3D que engloba un mapa del mundo en relieve, donde se indican fronteras estatales, ríos, países y ciudades, entre otras muchas cosas. Todo ello, acompañado de una amplia base de datos que informa de los eventos más importantes que están por llegar como la celebración de los Juegos Olímpicos o el calendario de elecciones de los países.