'Dragster'
El videojuego de Atari 2600 'Dragster'. highscore.com

En el año 1982, el estadounidense Todd Rogers marcó un hito al convertirse en la primera persona en registrar oficialmente un récord de videojuegos. Fue en el juego Dragster, de la consola Atari 2600, un extraño título de carreras en el que Rogers supuestamente logró una marca de 5,51 segundos.

Como prueba de su hazaña, se dice que el jugador mandó a Activision, la desarrolladora del videojuego, una fotografía Polaroid en la que se veía la pantalla con la citada marca. La compañía dio entonces el récord por bueno.

En 2001, Twin Galaxies, la organización que se encarga del registro de récords de videojuegos y que funciona además como fuente oficial para Guinness World Records, incluyó este récord en su base de datos.

Sin embargo, con el paso del tiempo, las dudas sobre la veracidad de esta proeza han ido creciendo. El momento clave se produjo en 2017, cuando Twin Galaxies estableció nuevos criterios de evaluación de los récords, mucho más exigentes que los previos. Tras aplicar estos nuevos análisis, los expertos han concluido que es imposible conseguir 5,51 segundos en ese juego sin realizar algún tipo de trampa o hackeo.

"Basándome en el código del juego no veo que sea posible alcanzar 5,54 segundos, menos 5,51", comentó un usuario en Reddit. Ese comentario llevó a Twin Galaxies a estudiar el caso y, después, a "eliminar todas las puntuaciones de Todd Rogers y expulsarlo de participar en tablones de récord competitivos".

"No podemos cambiar el reconocimiento de Activision de este marcador pero tenemos una responsabilidad global para los récords de juegos y no podemos aceptar sus logros históricos por la simple justificación de récods marcados en ese momento", explica Twin Galaxies. "Estamos centrados en erradicar definitivamente puntuaciones inválidas de nuestra base de datos histórica donde sea que las encontremos".

Aunque se supone que hubo testigos del récord, no se ha encontrado a ninguno, y tampoco se ha hallado la foto Polaroid que sirvió de prueba en su día. Curiosamente, solo David Crane, diseñador de Dragster, ha salido en defensa de Todd Rogers. "No tengo dudas, antes o ahora, que Todd Rogers logró los récords que se le atribuyen, ofreció las evidencias necesarias y se ganó el derecho de ser nombrado campeón del mundo", ha dicho.