Olvier Baptiste
Fotografía de Olvier Baptiste, el joven asesinado. (Wicked Local Brockton). WICKED LOCAL BROCKTON
Un joven estadounidense de 18 años, William Suarez, ha asesinado a su amigo Olivier Baptiste, de 15 años, porque éste se negó a dejarle un videojuego.
Muchos medios han aprovechado la desgracia para arremeter contra los videojuegos

Según informan en Wicked Local Brockton, Suarez le pidió un juego a su amigo a punta de pistola, éste se negó a dejárselo y el joven presionó varias veces el gatillo hasta que la pistola se disparó. La bala impactó en la cabeza del pequeño. Olivier murió en el hospital una hora después.

La policía arrestó a Suarez acusándole de homicidio y posesión ilegal de armas entre otros cargos. El acusado se declaró no culpable diciendo simplemente que "eso no sucedió".

Este no es el primer caso de este tipo. El pasado mes de julio, un joven apuñaló a su hermano hasta la muerte por no dejarle jugar a un videojuego cuando era su turno.

Como en aquella ocasión, muchos medios han aprovechado la desgracia para arremeter contra los videojuegos.