Logo del sitio

Los peligros a los que te expones al pagar con el móvil: "Si te equivocas con la cantidad, la orden de pago es irrevocable"

Un error como colocar mal una coma puede costarte cientos de euros.
Un error como colocar mal una coma puede costarte cientos de euros.
Piqsels

El móvil se ha convertido en una multiherramienta que sirve para casi cualquier cosa, incluso para pagar sin necesidad de tarjeta o efectivo. Pero los usuarios pueden cometer un error y dar más dinero del que querían  al equivocarse en una sola coma. Eso es lo que le ocurrió a Irene Galán, que el viernes pasado 13 de mayo contó su experiencia en El programa de Ana Rosa.

La mujer pagó 910 euros a un taxista en vez de los 9,10 euros que costaba su trayecto y, cuando se dio cuenta, el taxista ya se había marchado. Una simple coma le salió muy caro. Por suerte, otro taxista le acompañó al banco para reclamar. Allí, le comentaron que necesitaba el número de licencia y los datos del conductor.

El taxista con el que fue al banco le agregó en un grupo de WhatsApp de otros conductores para intentar contactar con el trabajador. Según Galán, el trabajador que le metió en el grupo fue su “ángel de la guarda”, ya que gracias a él pudo recuperar su dinero.

Sin embargo, no todos corren la misma suerte que Galán; algunos pierden su dinero y no lo recuperan nunca. Por ese motivo, en 20BITS queremos recordar que es importante tener mucho cuidado a la hora de pagar con el smartphone para evitar sustos como el de Galán.

Los peligros de pagar con móvil

“Uno de los peligros más comunes es cuando asocias tu teléfono a tu tarjeta y con solo acercar el móvil a un datáfono puedes realizar un pago, ya que si la compra no supera los 20€ no es necesario introducir un PIN –apunta Juan Merodio, CEO y fundador de Tekdi, para 20BITS-. Esto hace que se haya convertido en una forma de robo de dinero desde el móvil”.

Edgar Sánchez, profesor de TBS y experto en Comportamiento del Consumidor y Neuromarketing, explica que al pagar con el smartphone “casi no nos damos cuenta” del gasto que hacemos. “Esto sucede también con las tarjetas de crédito, pero con el móvil esta situación es mucho más acentuada porque siempre tenemos el teléfono a mano”, señala.

Sin embargo, Sánchez también destaca lo positivo: “Es práctico por la comodidad, y en general seguro”. A pesar de que Merodio destaque las ciberestafas que se hacen gracias al pago con el móvil, Jordi Nebot, CEO y cofundador de PaynoPain, coincide con Sánchez en la seguridad: Desde el 1 de enero de 2020, los comercios están obligados a aplicar una autenticación reforzada del cliente en pagos electrónicos.

El pago con el móvil aporta más beneficios que peligros

Todos los expertos entrevistados coinciden en afirmar que el pago con el móvil tiene más pros que contras. “Los pagos online son rápidos, sencillos, muy seguros y aportan múltiples ventajas para las empresas y los usuarios”, añade Nebot.

“Los riesgos son muy bajos –considera Merodio-. Además, se pueden limitar”. Por el contrario, los beneficios son muchos, según el CEO de Tekdi, como la comodidad, la centralización y el control directo de los gastos desde las apps móviles.

¿Cómo hacer un buen uso al pagar con el móvil?

Para que un sistema de pago con el móvil sea seguro, debe cumplir con la Directiva Europea de Servicios de Pago. Esto obliga al usuario a verificar su identidad con “al menos, dos elementos de autentificación”, según Nebot.

Según Sánchez, otro método sería limitar el gasto de las tarjetas de crédito o de débito vinculadas al smartphone. “En general, los bancos permiten poner límites”, comenta el experto. De este modo, los usuarios pueden restringir sus gastos diarios, semanales o mensuales.

¿Qué podemos hacer si nos equivocamos al introducir la cantidad?

“Una transferencia, siempre que no sea inmediata, puede ser anulada si no se ha compensado, cosa que suele suceder en las primeras 24 horas, informa el CEO de PaynoPain. Pero hay que tener en cuenta que las órdenes de pago, una vez compensadas, son irrevocables”. Cuando el destinatario recibe el dinero, la entidad intermediaria no puede devolver el pago a no ser que cuente con su consentimiento.

En casos de pagos con plataformas como Bizum, los usuarios deben ponerse en contacto con la otra persona para que regrese el dinero. Por ese motivo, es importante revisar no equivocarse con ninguna coma porque no siempre el destinatario va a devolverlo.

Consejos

Merodio recomienda que los internautas estén educados para garantizar el “uso responsable de las tecnologías digitales”.

  • Certificado digital. Antes de pagar por Internet o introducir nuestros datos, debemos asegurarnos de que el sitio web es seguro. “Podemos comprobar si junto a la URL figura un candado gris”, dice el experto. 
  • Datos de contacto y reseñas. Hay que asegurarse de que hay varias vías para contactar con el vendedor por si falla el pago y fijarse en las experiencias de compra de otros usuarios. 
  • Asegurarse de que las condiciones de compras son claras. 
  • Pasarela de pagos segura: los usuarios deben fijarse que el sistema de pago sigue la Directiva Europea de Servicios de Pago. 
  • Contraseñas seguras: es aconsejable tener contraseñas fuertes, que sigan las reglas nemotécnicas.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento