Logo del sitio

Las reinfecciones en la quinta ola: ¿existen? ¿por qué ocurren? ¿son más leves que la original?

¿Cómo son las reinfecciones tras una infección natural por COVID?
¿Cómo son las reinfecciones tras una infección natural por COVID?
Henar de Pedro

El golfista vasco Jon Rahm, número uno del ranking mundial y una de las mejores bazas de medalla de España en los Juegos de Tokio, tuvo que renunciar el pasado domingo a competir en Japón después de dar positivo en coronavirus. Este resultado, que acaba con los sueños olímpicos del deportista vizcaíno, llega apenas un mes y medio después de que una PCR durante otro torneo lo obligara a apearse también de esa competición. Un extraño caso que ha hecho aflorar de nuevo las incógnitas sobre las reinfecciones por SARS-CoV-2 y sus efectos.

La infección de Rahm fue detectada a principios de junio mientras participaba en el Memorial Tournament de Jack Nicklaus, después de haberse vacunado contra la COVID-19, pero sin que hubiera transcurrido el tiempo necesario para generar inmunidad ante la enfermedad. No obstante, negativizó a tiempo de disputar y ganar el US Open y, teóricamente, de acudir a Tokio. Ahora, ha visto cómo una prueba PCR positiva tras dos negativas consecutivas lo ha privado de optar a una presea olímpica en territorio nipón.

Fue comenzar el verano y formarse una ola imparable que superó los 4 millones de contagios. 

Además de acabar con las expectativas del golfista y de muchos aficionados, la infrecuente situación del vasco ha disparado las incertidumbres y los miedos de los ciudadanos. ¿Es probable reinfectarse de coronavirus en apenas mes y medio? ¿Y después de más tiempo? ¿Se trata de un contagio nuevo o del mismo que persiste? ¿El paciente nuevamente positivo es en esos casos asintomático o la enfermedad puede ser igual de grave? ¿Cuál es el caso de Rahm? Los expertos responden y envían un mensaje de tranquilidad: estos casos se dan, pero son poco frecuentes y suelen ser más leves que la primera.

¿Cómo son las reinfecciones tras una infección natural por COVID?
¿Cómo son las reinfecciones tras una infección natural por COVID?
Henar de Pedro

¿Las reinfecciones ocurren?

Si bien en los primeros compases de la pandemia "nadie contaba con que se produjeran reinfecciones" de SARS-CoV-2 -y mucho menos sintomáticas-, actualmente su existencia es una realidad, explica a 20minutos Salvador Macip, médico y profesor en la Universitat Oberta de Catalunya (UOC). No obstante, para sosiego de la población, estos casos siguen siendo "relativamente poco frecuentes".

"Que hubiera reinfecciones era algo que nadie se esperaba y hemos empezado a verlas, aunque son relativamente poco frecuentes"

De hecho, aunque en este momento no hay estudios suficientes para cuantificar la verdadera incidencia del problema, los trabajos publicados hasta la fecha sitúan el porcentaje de reinfecciones sintomáticas en el 0,5%. La cifra se eleva, y oscila entre el 1 y el 3%, al considerar aquellas que no producen un nuevo cuadro clínico en el individuo contagiado, ahonda José María Molero, médico de familia y miembro del grupo de enfermedades infecciosas de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (SEMFYC). 

¿Por qué suceden y a quién afectan?

Aunque en la mayor parte de los casos la infección natural protege de padecer la enfermedad sintomática por segunda vez, no siempre es así. En parte, esto se debe a que, dada la circulación permanente del SARS-CoV-2, el individuo vuelve a estar en contacto con una carga viral importante y el sistema inmune es incapaz de solucionar inicialmente el proceso. Todo ello provoca que, durante unos cuantos días, sea posible presentar un cuadro clínico leve, detalla Molero. 

Otro de los grandes interrogantes es si cualquier ciudadano es susceptible de sufrir estas reinfecciones con la misma probabilidad. Sobre esta cuestión se pronuncia María del Mar Tomás, médica microbióloga del Complejo Hospitalario Universitario A Coruña (CHUAC), que resalta que hay personas que no desarrollan una protección adecuada tras padecer la COVID-19 por primera vez. En este sentido, señala a los inmunodeprimidos -a causa de la edad avanzada o de la existencia de patologías de base- como aquellos con más probabilidad de enfermar de nuevo. 

¿Las reinfecciones son más leves que la original?

Por lo general, sí. "La infección natural protege frente a la enfermedad sintomática entre el 80 y el 90% de las veces", recalca Molero. Y aunque esta inmunidad va cayendo con el tiempo, se mantiene a largo plazo, durante al menos entre seis y diez meses, por lo que los casos son, "en general, leves o moderados y, excepcionalmente, graves o mortales".

"La infección natural protege frente a la enfermedad sintomática entre el 80 y el 90% de las veces"

Son precisamente los pacientes que han tenido una infección grave la primera vez, de edad más avanzada y con enfermedades crónicas -como obesidad, patologías respiratorias- quienes pueden volver a padecer la COVID-19 con mayor sintomatología.

¿Tienen las variantes algo que ver?

A día de hoy, no está claro el papel que juegan las variantes en las reinfecciones y los expertos no parecen ponerse de acuerdo. Por su parte, Macip estima que las nuevas versiones del coronavirus como la delta no influyen en la probabilidad de volver a desarrollar la enfermedad, más allá de que es más infecciosa, por lo que aumentan su circulación y las posibilidades de entrar en contacto con ella.

A su vez, Molero considera que las reinfecciones sí se ven favorecidas por la circulación de diferentes variantes. Así, mantiene que, aunque la inmunidad natural y las vacunas protegen "en un porcentaje muy muy alto" frente a estas versiones mutadas del SARS-CoV-2, la protección sí disminuye respecto a las que provocaron la enfermedad o las que inspiraron los sueros contra la COVID.

En esta línea parece apuntar un reciente estudio realizado en Reino Unido y al que alude Tomás, microbióloga también en el Instituto de Investigación Biomédica de A Coruña (INIBIC). Este documento, que la experta recomienda leer con "cautela", sugiere que la variante delta tiene una capacidad de reinfección 1,5 veces la de la alfa. Sin embargo, advierte de que estos datos pueden ser fruto de más factores y estar condicionados por la situación que atraviesa el país, con muchas interacciones sociales.

"Un estudio de Reino Unido sugiere que la variante delta tiene una capacidad de reinfección 1,5 veces superior a la de la alfa, pero hay que ser cautos"

¿Cómo saber si se trata de una reinfección?

Después de la inesperada aparición hace meses de los primeros casos de reinfecciones por SARS-CoV-2, el Ministerio de Sanidad estableció un protocolo para facilitar su confirmación o descarte. De acuerdo con este documento, se consideran sospechosos aquellos casos con síntomas compatibles de COVID-19 que padecieron una infección confirmada por PCR o test de antígenos hace más de 90 días. Así, cuando a la consulta llega un paciente en esta circunstancia, se le realiza una nueva prueba diagnóstica.

Si esta última PCR arroja un resultado positivo, se procede a la secuenciación del virus detectado y a su comparación con el que provocó la enfermedad por primera vez. Si el ARN del SARS-CoV-2 difiere entre ambas muestras o la actual es de una variante que no circulaba en el momento del contagio anterior, se trata de una  reinfección. Esos son los casos que el Ministerio considera confirmados.

Si, a causa de problemas logísticos -como puede ser la saturación de los laboratorios-, no es posible secuenciar la segunda muestra, se trata de un caso de reinfección posible. Y, si es la secuenciación de la primera la que no se puede conocer -porque no se hizo en su momento y ya no está disponible-, es una reinfección probable.

Cuando el tiempo transcurrido entre dos positivos es menor a esos tres meses marcados por Sanidad, incluso con pruebas negativas entre ambos, es probable que no se trate de una reinfección, sino de una prolongación de la prueba PCR positiva de la primera infección y responda a que el paciente continúa eliminando trazas del virus de manera intermitente, remarca el miembro de la SEMFYC.

En estos casos, desgrana, se ha visto que esta situación de positividad puede extenderse "hasta ochenta y tantos días", sin que sufran una recaída de la enfermedad. "Con la mayoría de ellas te encuentras una prueba que sigue dando positiva pero no está peor, no tiene más fiebre, no ha empeorado la clínica respiratoria...", insiste.

Sabiendo esto, ¿es lo de Jon Rahm una reinfección?

En el caso de Rahm, lo primero que llama la atención es precisamente el poco tiempo transcurrido desde el primer positivo hasta el último, tan solo un mes y medio, así como los resultados negativos intermedios. Son estos aspectos los que llevan a Molero a aventurar que, aunque no es imposible que lo del golfista sea una reinfección, "lo más probable" es que se trate de una prolongación de la prueba PCR positiva de la primera y no una nueva.

"En el caso de Rahm, puede ser una reinfección, pero lo más probable es que se trata de una prolongación de la prueba PCR positiva de la primera"

"Esos test negativos intermedios los puede explicar la eliminación intermitente de trazas del virus o incluso una mala toma de las muestras", sugiere el médico de familia, que descarta una reactivación del virus 

Sobre la situación del vizcaíno, no ha trascendido si se ha realizado la secuenciación del virus en la primera y la última muestras positivas, que permita saber si es o no una reinfección. Del mismo modo, no se conocen otros datos de las PCR que también permiten intuir si la infección es antigua o no.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento