Las comidas que no deberías recalentar en el microondas si no quieres tener problemas de salud

Estos son los riesgos de recalentar ciertas comias en el microondas.
Estos son los riesgos de recalentar ciertas comias en el microondas.
©[AndreyPopov de Getty Images Pro] a través de Canva.com.

Desde su generalización en los hogares hace ya más de 40 años, el horno microondas se ha convertido en un electrodoméstico indispensable y la mayoría de la población se ha familiarizado con las precauciones básicas para su uso.

Por ejemplo, es de sobra conocido el espectacular fenómeno que puede tener lugar al calentar objetos de metal en este aparato (incluyendo papel de aluminio) o que calentar plásticos de esta manera puede fundirlos y liberar vapores tóxicos. Lo que, en cambio, muchos desconocen es que hay varios alimentos que pueden no ser aptos para el consumo si se preparan utilizando este aparato.

Estos son algunos ejemplos de comida que no deberías cocinar en el horno microondas para evitar daños a tu salud.

Carnes y pescados que no sean aptos para consumir en crudo

Imagen de archivo de una caja con pescado crudo.
Imagen de archivo de una caja con pescado crudo.
URV

Una de las características a tener en cuenta al usar el microondas es que la comida no se cocina de manera uniforme, sino que lo hace desde la superficie hacia el interior. Por ello, es posible que queden partes del alimento sin cocinar o calentar adecuadamente.

Esto supone que pueden quedar microorganismos y parásitos sin eliminar por acción del calor, lo que es especialmente peligroso en alimentos como carnes (especialmente, aunque no sólo, de cerdo) o pescados que no hayan sido previamente congelados.

Huevos crudos con cáscara o cocidos enteros

Aunque no es lo mismo que la carne de ternera, en el caso de los huevos también se necesita más de un centenar de litros, concretamente 135 por unidad.
Los huevos crudos pueden explotar si se calientan en el microondas
Pixabay/Couleur

Con los huevos crudos con cáscara y los huevos cocidos (tengan cáscara o no) ocurre un fenómeno curioso, y es que si se calientan en el microondas se forma vapor en el interior, lo que hace aumentar su presión de manera similar a lo que ocurre en una olla de vapor pero sin una salida para el exceso de presión.

Esto implica que el huevo puede, literalmente, explotar, estando muy caliente y pudiendo provocar quemaduras. Además, hay que mencionar que, debido a la diseminación del calor, esto puede pasar un poco después, tras sacarlo del microondas.

Leche materna

Nota De Prensa: El Hospital Clínico San Cecilio Se Incorpora Como Centro De Atención A Donantes De Leche Materna
Calentar la leche materna puede provocar quemaduras a los bebés.
JUNTA DE ANDALUCÍA

Son muchas las madres que guardan la leche materna y la congelan para emplearla más tarde, lo cual no supone en sí mismo ningún problema ni peligro. Sin embargo, si hacemos esto es importante que no se caliente en el microondas.

Como señalábamos antes, el calor que proporciona el horno microondas a los alimentos no se distribuye por igual, lo que puede originar 'puntos calientes'. Si a esto le añadimos la mayor sensibilidad de los bebés, podemos entender por qué existe cierto riesgo de quemaduras en la boca o la garganta.

Carnes procesadas

Salchichas y carnes procesadas
Salchichas y carnes procesadas
UNSPLASH

Las carnes procesadas, como las salchichas o los embutidos, tampoco deberían calentarse en el horno microondas. La razón de esto es que a menudo contienen una serie de productos conservantes que, sometidos a las ondas microondas, liberan subproductos de la oxidación del colesterol.

Tal y como explica un artículo que expone este efecto, publicado en el medio especializado Journal of Agricultural and Food Chemistry, estas sustancias están relacionadas con una mayor incidencia de enfermedades coronarias.

Verduras de hoja verde

También es posible congelar las espinacas, aunque antes de hacerlo es importante lavarlas bien, escaldarlas en agua hirviendo y dejarlas secar antes de introducirlas en un recipiente hermético.
Las espinacas son un ejemplo de verdura de hoja verde.
Pixabay/ThiloBecker

Las verduras de hoja verde, como la espinaca o el apio, contienen de forma natural unas sustancias, los nitratos, que en esta forma son beneficiosas para nuestra salud.

No obstante, las microondas pueden convertir estos nitratos en nitrosaminas, que pueden ser carcinógenas, según detalla una investigación publicada por la revista Proceedings of the Royal Society of Medicine.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento