Logo del sitio

Marta Torrón, fisiosexóloga: "La educación sexual en los colegios ha de ser una asignatura"

  • Junto a Cristina Torrón es autora de 'Tu cuerpo mola', una guía ilustrada para que las preadolescentes aprendan a establecer una relación sana con su cuerpo y conozcan todo lo necesario sobre el despertar de la sexualidad. 
  • "Los padres y las madres vivimos como tabú este tema por eso nos cuesta comunicar lo que no tenemos solucionado".
La especialista en fisiosexología y crecimiento sexual Marta Torrón, una de las autoras de 'Tu cuerpo mola'
La especialista en fisiosexología y crecimiento sexual Marta Torrón, una de las autoras de 'Tu cuerpo mola'
CORTESÍA MONTENA

La mayoría de las veces, hablar con claridad y sencillez de las cosas es el mejor vehículo para conectar con cualquier persona y romper los prejuicios. De esto saben mucho las hermanas Marta y Cristina Torrón Villalta, esta última creadora del proyecto de educación sexual Menstruita. El anterior libro de la colección, La regla mola (si sabes cómo funciona), de Cristina Torrón y Anna Salvia, alcanzó las siete ediciones en apenas cinco meses. Ahora llega Tu cuerpo mola. Aprende a descubrirlo (Montena, 2021), una guía dirigida a niñas a partir de nueve años (o cuando empiecen a tener preguntas) que tiene como objetivo primordial ayudar a madres y padres en la educación afectivo-sexual de sus hijas para que las niñas establezcan una relación sana con su cuerpo, para prevenir problemas y para que conozcan todo lo necesario sobre el despertar de la sexualidad.

En este tándem, Cristina se ocupa de las maravillosas, explicativas y muy esclarecedoras ilustraciones mientras que Marta, especialista en fisiosexologia y crecimiento sexual, tira de su amplia experiencia de más de una década en el acompañamiento de mujeres para dar forma a los textos. Una guía definitiva que, en realidad puede convertirse en libro de cabecera para cualquier mujer porque como señala la propia Marta: “no existía ninguna así ni para niñas ni para adultas y para mí contiene lo básico que cualquier niña, adolescente o mujer debe saber sobre su propio cuerpo”. Descubrimos su contenido con ella.

¿Por qué os animáis a escribir un libro como Tu cuerpo mola?

Porque está en nuestras manos cambiar como evoluciona la historia. Me atrevo a decir que todo lo que le pasa a nivel uroginecológico a las mujeres no tendríamos por qué vivirlo porque todo tiene solución. Pero es que ni siquiera desde el ámbito de la ginecología nos están acompañando bien en este sentido. Tengo muchas colegas que son doctoras y cuando les pregunto qué se ha dado sobre el clítoris en la carrera de Medicina, me dicen que nada. ¿Cómo queremos que nos oriente la persona de referencia a la que llegamos cuando tenemos sensación de picor en la vagina, dificultades para lubricar, incontinencia urinaria... cuando hay un problema de base desde la formación en la carrera de Medicina? Los complejos, las vergüenzas y los miedos suelen venir de la falta de información. Por eso este libro está hecho pensando en ‘toma la información, mírate tu cuerpo, te acompaño con una guía super detallada y vas a empezar a sentir tus genitales de una forma tan normal como si te miraras una mano’.

"Toma la información, mira tu cuerpo y empieza a sentir tus genitales de una forma tan normal como si te miraras una mano"

Tanto Cristina como yo queríamos aportar nuestros granitos de arena para que este cambio se pueda dar porque es difícil que ocurra cuando no hay información. Entonces, bajemos a tierra la información, escribámoslo, ilustrémoslo para que sea super atrayente y claro y todo con una intención: que cambie el rumbo de la historia, que cambie la experiencia sexual de las mujeres pero también de los hombres porque ellos viven con mujeres y han de entenderlas. Y porque si una mujer no sabe lo que le pasa no lo va a saber un hombre. El objetivo es que cambie la experiencia sexual y por extensión la calidad de vida global porque el cambio en la experiencia sexual hace que cambie la experiencia de vida. Es un libro que, además, pretende ser una herramienta de prevención muy eficaz de problemas muy frecuentes en la mujer pero no por ello normales como el vaginismo, picor en la vagina, prolapsos, incontinencia de orina... hayas sido o no madre porque esto sucede por la edad, como cualquier otra parte del cuerpo que se puede desgastar si no la cuidamos. Todo el mundo sabe que ha de andar todos los días pero el suelo pélvico no lo movemos, no lo tocamos, no lo miramos... Sin embargo, cuando creando pequeños hábitos podemos prevenir todos estos problemas y mejorar la experiencia sexual de esa persona.

"Queremos que cambie la experiencia sexual de las mujeres pero también la de los hombres porque ellos han de entenderlas"

La educación afectivo-sexual sigue siendo un tema tabú y difícil de afrontar para la mayoría de los padres de hoy. ¿Tan poco hemos evolucionado en este tema?

Uno de los motivos por los que cuesta tanto afrontarlo es porque los padres y las madres vivimos como tabú este tema. Por lo tanto, nos cuesta comunicar aquello que nosotros no tenemos solucionado. Por ejemplo, si yo estoy teniendo dificultades, me duele al tener relaciones coitales, esto hace que haya tensión en la pareja porque tenemos falta de crecimiento sexual y de comunicación, ¿cómo voy yo a contarle nada a mi hija? No tenemos herramientas reales que hagan que primero podamos pararnos y cuidarnos de lo que nosotros mismos estamos viviendo. Esto es algo que sucede y es uno de los impedimentos para poder hablar de forma natural y con luz de un tema que sigue en la sombra. Por eso tanto Cristina como yo decimos que aunque este libro es para niñas y adolescentes también es para todo el mundo porque las mujeres que llegan a mi consulta tampoco saben lo que explicamos aquí.

"Las mujeres tienen un muro invisible a la altura del ombligo que hace que piensen que no se pueden asomar, ni tocar, ni ver ni mover sus genitales"

Este es un libro especialmente dirigido a las niñas. ¿Crees que en lo respecta a la educación sexual también existe una brecha de género respecto a lo que viven y aprenden los niños sobre el mismo tema?

No, creo que todos los géneros están un poco abandonados. En este sentido no hay mucha información de calidad ni para unos ni para otros y lo único que pasa es que la herencia histórica no afecta de la misma manera a hombres y mujeres. A nivel de educación de calidad sexual y anatómica estamos mas o menos a la par. La diferencia es que la historia hace que las mujeres tengan un muro invisible construido a la altura del ombligo que hace que piensen que no se pueden asomar, tocar, ni ver ni mover sus genitales como quien mueve una mano. Y los niños no tienen este problema, no hay esa herencia y ese es el punto que seguimos arrastrando.

En el libro planteáis a las niñas cuatro acciones mágicas para afrontar su despertar a la sexualidad: mira, mueve, toca y piensa. ¿Por qué decidís seguir esta estructura?

El concepto del cuerpo borrado y la puesta en marcha de estas cuatro acciones es algo en lo que llevo trabajando diez años con las mujeres en mi consulta. Este concepto y este orden es lo que he podido gestar a través de la práctica, de acompañar a cientos de mujeres en consulta y de ver que estas palabras ayudaban a que las mujeres entendieran cómo acercarse a su cuerpo, por qué acciones había que pasar para entrar en la recuperación... Es fruto de los años de experiencia. No ha sido algo creado para ahora sino que he plasmado lo que llevo tantos años repitiendo.

"La virginidad ha sido durante siglos un mecanismo de control de las mujeres"

Además se desmontan muchos mitos y creencias. Uno de los más importantes que la virginidad no existe.

Tenemos derecho a saber la verdad. Cuando estudias el cuerpo y cuando ves lo que le ha pasado a tantos cuerpos lo ves claro. El concepto de la virginidad es un constructo social, algo que cuando lo repiten tanto acabas por creer que es verdad. Y todavía hoy hay muchas mujeres habiendo sido madres e independientemente de la experiencia de vida que hayamos tenido seguimos creyendo que la virginidad existe, que el himen es una membrana que revienta y desaparece cuando alguien te penetra, y esto está tan alejado de la realidad... Porque el himen es una parte carnosa de tu vagina que seguirás teniendo toda tu vida. Cuando una mujer llega a consulta, en la exploración siempre les busco un espejo para que vean todo lo que les voy explicando, y cuando les digo ‘mira este es tu himen’, muchas se sorprenden y preguntan ‘¿pero esto no desaparece?’. De hecho, es increíble ver a una mujer que nunca ha tenido penetración y a otra que sí porque son exactamente iguales.

Además, durante siglos se ha utilizado la virginidad y su pérdida para degradar a las mujeres o hacerles sentir que no eran perfectas.

Exacto, para controlarlas. Ha sido un mecanismo de control porque si yo te digo que puedo saber lo que tú haces con tu vida y además va a ser causa de castigo esa persona es capaz de hacer que las mujeres tengan visiones distorsionadas de la realidad. Lo podemos ver en culturas como la gitana. No puede ser más denigrante para una mujer que tu familia te tumbe en una mesa y te meta un pañuelo en la vagina hasta que sangres.

"Cuando una niña recibe información veraz sobre un tema que le hace vivir atormentada y le explicas un camino sencillo, no hay quien la pare"

Uno de los grandes mensajes que trasmitís en el libro es que las mujeres de generaciones anteriores han vivido con los genitales borrados y que esta nueva generación de niñas van a ser pioneras en redibujarlos. ¿Estamos ya en proceso de un cambio real en cuanto a sexualidad femenina se refiere?

Ese es mi deseo. El cambio se está dando y luego pasa algo importante. Cuando una niña, o una joven o una adulta reciben información veraz, información que les hace quitar peso a un tema que les hace vivir atormentadas y les explica un camino sencillo, eso no hay nadie que pueda pararlo. Por eso mientras esta información vaya llegando es inevitable que se produzca el cambio.

¿Y qué pueden aprender los niños y los padres de este libro?

Sobre todo puede interesarles como un vehículo para conocer la vida y la naturaleza. Con este libro van a conocer cómo es la anatomía femenina, que a veces nos lo tomamos como ‘esto no les va a servir de nada a los chicos’ y no es así. Igual que a un niño pequeño puede aprender cómo puede lavarse el pene, cómo retirarse la piel, que no le duela... con este libro un niño también puede aprender cómo es una vulva y normalizar un montón de conceptos. Normalizar este tema es importante para que los niños y los hombres conozcan mejor a las que serán las mujeres de su vida.

"Los complejos, las vergüenzas y los miedos de las mujeres suelen venir de la falta de información"

¿Qué puntuación le darías la educación sexual que se recibe en los centros educativos? ¿Qué habría que mejorar?

Una puntuación bajita la verdad porque en muchos centros no hay educación sexual de calidad. No vale que un día venga una persona externa a hablar de teoría, lo les va a entrar por un oído les va a salir por el otro si no hay espacios para que se expresen y se pregunten. En muy pocos centros se está trabando bien. Hay centros donde sí, donde durante unos meses viene una persona experta y trabajan por grupos. Separan a niños y niñas porque se ha visto por la experiencia que las niñas preguntan cosas que no preguntarían si hubiera niños y viceversa. Es importantísimo poder hacer un trabajo de meses porque lo que es gravísimo es que como niño o niña tengas a tu tutor de referencia, una persona de confianza y justo haya un tema que ella no te va a contar sino que viene alguien externo que te cuenta algo y que te va dejar con las mismas dudas porque no te atreves a preguntar. Esto no es de calidad y generalmente se está haciendo así. El trabajo ha de hacerse como una asignatura pero porque estamos hablando de algo que va a marcar la calidad de vida de estos niños. Es así de rotundo: un conocimiento sobre el propio cuerpo que les permita hacer prevención en los ámbitos de la salud y de la sexualidad… Porque estamos hablando de calidad de vida y también de la prevención de abusos. Seguimos pensando que el abusador es como un monstruo con pelos y dientes largos y no, el abusador puede ser alguien de tu propio entorno familiar y mientras no tengan clara esta información los niños van a seguir cayendo en sus manos.

"Hay que darles herramientas a los niños que los conduzcan por un camino más cercano a la realidad y más alejado de la pornografía"

Según los últimos datos cada vez es más precoz el acceso de los niños a la pornografía, algo que desvirtúa notablemente su percepción sobre cómo deben ser las relaciones sexuales con sus iguales. ¿Qué hay que hacer para que esto cambie?

Es muy complejo el tema de la pornografía. Primero porque estamos hablando de niños y niñas que acceden a este material pornográfico ya desde los ocho años. Pero la primera pregunta sería: ¿desde dónde tienen acceso?, ¿son niños que ya tienen móviles?, ¿que tienen acceso al ordenador de la casa o a la tablet? Pues estos medios tienen que estar protegidos, hay que poner filtros parentales para poner solución. No se trata de prohibir porque es verdad que hay cierto morbo en los niños cuando se les prohibe algo se trata de protegerlos. Zanja todo lo que pueda facilitarles el acceso pero háblales también del tema, explícales que existe el porno pero que es una película, que la realidad no es tal y como la ven en esas películas... Hay que poder explicar todo esto y detallar cómo es la realidad, explicar la importancia de la sexualidad y la masturbación en solitario, cómo descubrir su cuerpo, cómo es para ellos el sentir placer, que busquen hacerlo desde la relajación y la intimidad... En definitiva, darles unas herramientas que los conduzcan por un camino más cercano a la realidad.

El libro forma parte del proyecto online Menstruita que ha conseguido una gran repercusión en redes sociales (más de 200.000 seguidores en Facebook y de 100.000 en Instagram). Explícanos en qué consiste.

Menstruita nace con la intención de recopilar información veraz y clara sobre educación sexual, menstrual, emocional y feminista. Tiene estos cuatro pilares. El primer libro de Menstruita, La regla mola, empezó con lo menstrual, este nuevo con lo sexual, y ya llegará lo emocional y lo feminista porque nuestra intención crear una colección de libros entre otras acciones como formar o seguir divulgando a través de congresos. De hecho, el día 21 de junio ponemos en marcha el segundo congreso Menstruita Power (del 21 al 25 de junio), que reúne toda esa educación para niñas y es gratuito.

Portada de 'Tu cuerpo mola', de Cristina y Marta Torrón.
Portada de 'Tu cuerpo mola', de Cristina y Marta Torrón.
CORTESÍA MONTENA
Mostrar comentarios

Códigos Descuento