Los trucos de los expertos de Harvard para calmar los síntomas de la ciática

Algunas técnicas sencillas, sobre todo pertinentes al grado y tipo de actividad física que realizamos, pueden ayudarnos a calmar el característico dolor de la ciática.

La ciática a menudo parte de la baja espalda, pues ahí se encuentran las raíces de este nervio.
La ciática a menudo parte de la baja espalda, pues ahí se encuentran las raíces de este nervio.
DAVID FREUND
La ciática a menudo parte de la baja espalda, pues ahí se encuentran las raíces de este nervio.

Todos aquellos que padecen ciática reconocen los síntomas fácilmente: como explica la Sociedad Española de Medicina Interna, el signo característico es un dolor que se origina en las vértebras lumbares y que irradia por el glúteo y detrás del muslo hasta el talón.

Lo que no es necesariamente tan sencillo es saber cómo calmar este síntoma, que puede llegar a resultar altamente molesto e incluso incapacitante. Afortunadamente, como explica la Universidad de Harvard, existen algunas técnicas que en muchos casos pueden reducir notablemente las molestias asociadas.

¿Por qué se produce la ciática?

La ciática es, en realidad, una irritación del nervio ciático. Este comienza en cada lado de la baja espalda y desciende por las piernas a lo largo de la nalga, la parte trasera del muslo y la parte inferior de la pierna.

Normalmente esta irritación parte de la médula espinal, as la que se unen las raíces del nervio ciático. La compresión de una de estas raíces, por ejemplo por un crecimiento anormal del hueso debido a la artritis o por una hernia discal (en la que se desplaza uno de los discos situados entre las vértebras) puede inflamar el nervio y enviar señales de dolor o entumecimiento.

La mayor parte de las veces no responde a una lesión grave, sino más bien a una irritación de carácter leve. En cualquier caso, se recomienda acudir al médico; especialmente si mostramos otros síntomas preocupantes, como cambios importantes en los hábitos de vientre o vejiga.

Ejercicios para aliviar la ciática

En primer lugar, deberíamos probar algunos cambios en el grado, el tipo y la intensidad de nuestra actividad física. Particularmente, la institución académica recomienda: 

  • Mantenerse activo. Pese a la tentación de descansar en la cama, debemos tener en cuenta que en parte el dolor lumbar se relaciona con los músculos: aquellos que rodean las raíces nerviosas se tensan y tratan de proteger el área. El movimiento los suelta y ayuda a su correcto funcionamiento.
  • Modifica tus actividades. Realiza sólo aquellas que puedas tolerar adecuadamente.
  • Haz estiramientos. Mantén los músculos destensados con estiramientos suaves, siempre dentro de un nivel de dolor fácilmente tolerable.
  • Usa terapia de calor o frío. Aplicarnos frío o calor en la zona, o darnos un baño caliente puede ayudar a destensar los músculos y reducir la inflamación.
  • Relájate. La relajación puede ofrecer beneficios tanto en el abordaje del dolor agudo (puntual) como crónico (recurrente).

Fármacos y otras opciones

Cuando las medidas anteriores no surten efecto, es posible recurrir a algunos fármacos sin receta para aliviar el dolor propio de la ciática. Eso sí, estos deben emplearse siempre según las indicaciones, atendiendo por ejemplo a la dosis y a la frecuencia.

Algunos medicamentos útiles son los analgésicos sin receta, como los antiinflamatorios no esteroideos (por ejemplo el ibuprofeno) o el paracetamol.  Otra opción es el uso de analgésicos tópicos, en forma de geles, cremas o parches.

Sea como sea, si después de tomar estas medidas no experimentamos una mejoría importante, deberíamos acudir a un médico. En todo caso, hay que recordar que un ataque de ciática tiende a durar entre unos pocos días y un par de semanas: una duración mayor podría indicar la presencia de una lesión de mayor envergadura, especialmente cuando los síntomas no respondan al tratamiento.

Referencias

Sociedad Española de Medicina Interna. Ciática. Consultado online en https://www.fesemi.org/informacion-pacientes/conozca-mejor-su-enfermedad/ciatica el 29 de febrero de 2024.

Heidi Godman. What should you do when sciatica flares? Harvard Health Publishing (2024). Consultado online en https://www.health.harvard.edu/pain/what-should-you-do-when-sciatica-flares el 29 de febrero de 2024.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento